martes, 10 de septiembre de 2013

LA VIRGEN YA ESTÁ EN SU CASA


Después de una jornada gloriosa, la Virgen ya descansa de nuevo en su Ermita a la espera de un nuevo agosto.


Desde la Hermandad no podemos expresar con palabras el sentimiento de gozo, orgullo y agradecimiento que nos inunda después de lo vivido. Una y mil veces gracias a todo el pueblo de Cartaya, a sus hermandades e instituciones y a nuestro párroco, a todos y cada unos de los Cartayeros que en estas dos semanas, pero especialmente en la apoteósica procesión de anoche, arroparon a la Virgen como solo Cartaya sabe, con el amor y la devoción sincera de hijos hacia su Madre. Gracias Cartaya por tantísimas muestras de fe, de alegria desbordada, por tantas promesas y vivas, por tanta entrega en cada rincón de Nuestro pueblo. Y gracias también muy especialmente a D. Juan Pablo Dominguez Teba, por abrirnos el corazón a la puerta de la FE, y por compartir con nosotros su espíritu de hombre bueno y su testimonio de compromiso, humildad, prudencia y sencillez. Que la Virgen de Consolación te acompañe en Roma en tu día a día como Madre Protectora, nosostros rezaremos ante Ella por ti.

Gracias, gracias y mil veces gracias Cartaya, porque que gran verdad es que es Cartaya el mayor patrimonio que tiene la Virgen, y la Virgen el mayor tesoro que tiene Cartaya, su honor, su alegría y su orgullo.



¡VIVA LA VIRGEN DE CONSOLACIÓN!

¡VIVA EL PUEBLO DE CARTAYA!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada